Pasa el filtro para recibir el contacto del abogado para cambiar residencia a Georgia.

  • Este filtro de precio es sólo para llegar al abogado y filtrar a los realmente interesados. No es un adelanto de sus servicios ni similar.
  • Recuerda que el idioma a contactar es inglés o georgiano.
  • Una vez pagado el filtro, irás a un formulario de contacto directo con el abogado.

 

Residencia fiscal Georgia

Impuestos.

Todos queremos encontrar formas de pagar menos impuestos todos los años (por supuesto, de forma legal). Para muchos, eso significa la mudanza o el establecimiento de empresas en países con una fiscalidad reducida. La buena noticia es que la mayoría de los países con impuestos bajos intentan atraer de forma activa a personas adineradas y a la experiencia empresarial que aportan.

Pues bien, Georgia es un ejemplo perfecto de esto. En concreto, la residencia fiscal en Georgia es una opción fantástica porque el gobierno sólo grava las rentas que tengan su origen en el propio país. Por lo tanto, el dinero que ganes fuera de Georgia será todo tuyo. De esta manera, si puedes limitar la proporción de tus ingresos que proceden de este país, podrás pagar menos impuestos o incluso eliminar por completo tus obligaciones fiscales.

¿Por qué es importante obtener una residencia fiscal en Georgia?

Los impuestos en Georgia son considerablemente bajos. De hecho, el Informe de Competitividad Global realizado por el Foro Económico Mundial lista a Georgia como la novena economía con los impuestos más bajos. Por ejemplo, el impuesto de sociedades es significativamente más bajo que el de países como España, Portugal, Francia, Bélgica, México o Estados Unidos.

Ahora bien, la ventaja más importante de conseguir la residencia fiscal en Georgia y renunciar a la residencia en cualquier otra jurisdicción es que no tendrás que pagar impuestos ni retenciones en los países de los que procedan tus ingresos.

Motivos para ser residente fiscal en Georgia

Hojas y calculadora

Para empezar, Georgia tiene unos impuestos bajos en comparación con otros países europeos. Además, las rentas se gravan con un tipo único que es más reducido que el de cualquier otro miembro de la OCDE a excepción de Hungría. Y como acabo de mencionar, su impuesto de sociedades es significativamente menor al de España, Portugal, Francia, Bélgica o Estados Unidos. Aunque, para ser justos, sigue siendo mucho más elevado que el que se paga en países como Suiza o Irlanda.

En concreto, los tipos impositivos para las distintas actividades son los siguientes:

  • Impuesto sobre la renta: 20 por ciento
  • Impuesto sobre el valor añadido: 18 por ciento
  • Impuesto de sociedades: 15 por ciento
  • Impuesto sobre rendimientos del capital: 5 por ciento
  • Impuesto sobre las propiedades: 1 por ciento

Según la ley fiscal georgiana, el impuesto sobre la renta abarca los salarios de los trabajos por cuenta ajena y “las ganancias de actividades económicas”. Estas actividades incluyen las siguientes:

  • Ingresos recibidos por proporcionar bienes y/o servicios
  • Ganancias obtenidas por la venta de activos
  • Ingresos recibidos por limitar las actividades económicas o por el cierre de una empresa
  • Ingresos obtenidos por la venta de bienes inmuebles
  • Ingresos derivados de dividendos, derechos de autor e intereses, excepto los recibidos por los fondos depositados en bancos y otras entidades de crédito
  • Ingresos procedentes de alquileres
  • Beneficios por la declaración de siniestros totales, etc.

¿Cómo ser elegible para ser residente fiscal en Georgia?

Personas calculando impuestos.

El proceso es bastante sencillo: cualquier persona que viva en Georgia durante 183 días a lo largo de un periodo de 12 meses consecutivos puede solicitar la residencia fiscal. Y estas solicitudes se aceptan en la mayoría de los casos.

Obviamente, existe la posibilidad de que no puedas o no te interese pasarse medio año natural en Georgia. Pero por suerte, el gobierno de este país ha creado un régimen especial para quienes están considerados como “individuos de patrimonio elevado”. En concreto, se considera que alguien pertenece a esta categoría si

  • 1) el valor de sus propiedades supera los 3.000.000 GEL (más o menos un millón de euros), o
  • 2) sus ingresos anuales superan los 200.000 GEL (alrededor de 65.000 EUR) en cualquiera de los tres años anteriores a la presentación de la solicitud.

Sin embargo, también hay que satisfacer otras condiciones para conseguir la residencia fiscal en Georgia mediante este régimen. En concreto, el solicitante debe tener un permiso de residencia en el país o la nacionalidad georgiana, o bien debe demostrar que ha recibido al menos 25.000 GEL (unos 8.000 EUR) de fuentes de ingresos situadas en Georgia a lo largo de un único año.

Ten en cuenta que conseguir un permiso de residencia en este país es bastante sencillo si tienes cualquier cantidad significativa de ingresos procedentes de Georgia, por lo que se trata de una opción factible en la mayoría de los casos. Además, existe un permiso de residencia permanente para extranjeros que hayan tenido permisos temporales durante seis años. En cualquier caso, las autoridades conceden los permisos de residencia durante los 30 días posteriores a la recepción de los documentos necesarios.

Por último, debes tener en cuenta que si te conceden un visado de turista, ese tiempo no contará para lograr la residencia fiscal en Georgia. Sin embargo, es posible usar ese periodo para buscar un trabajo o para empezar a hacer una inversión en un negocio, lo que te permitirá solicitar los permisos de residencia que mencioné antes.

Ventajas de ser residente fiscal en Georgia

Hojas con calculadora 2

  • Impuesto sobre la renta (salarios): 20%
  • Impuesto sobre las ganancias de emprendedores individuales (con estatus de pequeña empresa): 1%
  • Impuesto sobre las ganancias de emprendedores individuales (con estatus de micro empresa): 0%
  • IVA: 18% (aplicable sólo para transacciones locales)
  • Impuesto de sociedades: 15%
  • Impuesto sobre el pago de dividendos: 5%
  • Impuesto sobre la propiedad: 1% (sólo sobre las propiedades que tengas en Georgia)
  • Seguridad social (fondo de pensiones): 2%

¿Merece la pena ser residente fiscal en Georgia?

Determinar si merece la pena la residencia fiscal en Georgia no es tan sencillo como puede parecer a primera vista. Incluso aunque entiendas todos los requisitos existentes al respecto, debes reflexionar para averiguar los motivos por los que es importante en tu caso, además de informarte sobre todos los procedimientos que debes seguir para minimizar los impuestos que pagas globalmente siendo un residente fiscal en este país.